Seminario: La Improvisación Libre Contemporánea

“La forma artística es a la vez forma del caos y forma que desemboca, directamente, en el caos. Es paso y abertura hacia el abismo. Este dar forma al caos es lo que constituye la kátharsis del arte” (Cornelius Castoriadis, Ventana al caos)

Fundamentos

La improvisación libre contemporánea, es un modo de creación musical cuya enseñanza no forma parte de la oferta académica de las instituciones oficiales ni privadas, las que se encuentran abocadas exclusivamente a la enseñanza de las músicas creadas a través de un proceso compositivo -sean éstas clasificadas como clásica, contemporánea o popular- para luego ser recreada frente al público a través de su interpretación. Es así que nuestras instituciones forman fundamentalmente compositores e intérpretes.

Sin embargo, no se nos escapa que existen algunos establecimientos cuyos planes de estudio incluyen la enseñanza de la improvisación, aunque vinculada fundamentalmente al jazz y a algunos otros géneros musicales de los llamados “populares”. No es este enfoque sobre la improvisación el que se desarrollará en este seminario-taller, dado que tiene condicionantes tan fuertes desde el género en que debe enmarcarse, que la diferencian considerablemente de la libre improvisación contemporánea.

Bajo esta categoría queremos significar una música ante todo nueva, por lo tanto no enrolada ni derivada de ningún género (o no-idiomática, como algunos prefieren denominar), y que debe surgir de la creación instantánea de él o los ejecutantes frente al público, sin que la misma esté condicionada por ningún tipo de predeterminación específica para cada obra. Ésta se crea en el mismo proceso de su ejecución y no tiene por objetivo ser recreada en otra oportunidad. El público está presenciando el proceso creativo mismo en tiempo real y puede gozar de la percepción de este proceso en tanto lo pueda reinterpretar y resignificar según su propia sensibilidad y capacidad. En cambio en las obras creadas compositivamente el proceso creativo carece de importancia, lo importante es el objeto finalmente logrado por el compositor, y eso es lo que va a percibir el público, a través de la intermediación creativa del intérprete. Son dos modos de creación musical, ambos muy valiosos, sólo que la improvisación libre contemporánea por numerosos motivos -cuyo análisis no es motivo de este trabajo- no se enseña de manera institucional.

¿Por qué un seminario? Pensamos que la improvisación libre (o total) debe ser fundamentalmente una praxis, y en tanto tal, debe generar su desarrollo teórico en relación dialéctica con su propio hacer artístico. En consecuencia: la actividad improvisativa, la investigación del material musical, la investigación instrumental y la teorización -tanto la que resulte generada durante el propio desarrollo del seminario, como la ya producida por los pocos improvisadores libres que han teorizado con anterioridad- deben estar indisolublemente ligadas entre sí con el propósito de estimular una actitud de permanente reflexión acerca de la creación musical instantánea.

Objetivos

El seminario-taller que ofrecemos es un paso adelante hacia la formación de nuevos improvisadores libres quienes, para poder realizar la creación musical instantánea responsablemente, requieren de una formación que debe diferenciarse fundamental y necesariamente de la que necesitan tanto compositores como intérpretes, sin perjuicio de que existan territorios comunes. Los roles son muy disímiles y reconocen numerosas diferencias de las cuales voy a mencionar aquí sólo algunas:

El compositor tiene plazo poco limitado para su creación, así como la posibilidad de adición, sustracción y modificación del material, además del empleo de otros diversos recursos netamente compositivos; su obra está pensada para ser luego recreada por un intérprete, aunque sea él mismo.

El intérprete también posee, para construir su versión, un vasto margen temporal y, por otra parte, el material de su creación va a estar acotado a aquello que el marco estilístico y la propia obra determinen.

En cambio el improvisador libre está tomando decisiones todo el tiempo que dura la obra, carece de cuestiones que condicionen a priori cada obra en particular, aunque sí hay aspectos conceptuales generales que orientan el carácter de sus obras en conjunto.

Si bien este seminario va a ser mejor aprovechado por guitarristas, no por ello dejará de ser útil para otros instrumentistas, porque hay conceptos que resultarán comunes y que pueden abrir caminos de investigación personal o grupal. Además, la presencia de otros instrumentistas abriría las puertas a la posibidad de realizar improvisaciones en grupos de cámara, en las cuales las obras generadas serían producto de la creación instantánea colectiva. Obviamente también pueden constituirse conjuntos de guitarras, experiencia que constituye todo un desafío. Los improvisadores deben adquirir, cada uno, una escucha de conjunto de las alternativas por las que va aconteciendo la construcción de la obra a fin de decidir en cada instante cómo puede cada uno aportar: si producir sonido o silencio, qué tendencia favorecer en el desarrollo de la obra.

La improvisación libre contemporánea produce una música para un sitio específico y en una oportunidad determinada. La educación auditiva del improvisador debe permitirle captar lo que el entorno devuelve, por así decirlo, y así, por ejemplo, las reflexiones cercanas, la reverberación, la actitud del público, los sonidos accidentales internos o externos al recinto, etc., se constituirán en parte del material a emplear en la obra.

Respecto, especialmente, de la ejecución guitarrística, iniciaremos un trabajo de investigación personal, el cual deberá continuar en permanente desarrollo, aunque ya puede exhibir claros avances en el terreno de lo que hemos denominado la “nueva-alta complejidad”, con la utilización prácticamente completa de ambas manos y sin acudir a agentes físicos externos como elementos auxiliares. Esto abre un proceso de actualización de la teoría instrumental que, según nuestro punto de vista, continúa, amplía y profundiza la exposición del Mtro. Abel Carlevaro. A partir de este trabajo podremos analizar la enorme potencialidad en cuanto a orquestación que ofrece la politímbrica prácticamente interminable que puede brindar este instrumento.

Nuestro pensamiento acerca de cómo lograr una música realmente contemporánea en la guitarra -es decir que no sea el plato recalentado de la música del Siglo XX- nos ha llevado a explorar fundamentalmente la cuestión sonora, manteniendo con esta cuestión una relación de permanente fascinación. Retomamos la idea de la guitarra como “pequeña orquesta” pero con la idea de lograr una “pequeña orquesta” mucho más grande, con superior rango dinámico, con una paleta tímbrica producto de un alto grado de elaboración, con una notable ampliación del rango de frecuencias disponibles, como así también la elaboración de sonidos que se caracterizan por sus peculiares transitorios y espectros armónicos. Además un incremento considerable del ancho de emisión, es decir, buscar que la guitarra no tenga siempre una emisión central, lo cual le confiere mayores matices orquestales, como asimismo novedosos contrastes particularmente útiles en el contrapunto.

La formación del improvisador profesional debe permitirle crear su música en el mismo proceso en que la está ejecutando, siendo simultáneamente creador y ejecutante instantáneo. Esto no se logra con disertaciones teóricas puras, pero tampoco con la repetición de esquemas técnico-mecánicos, como asimismo no basta con el acopio de una vasta colección de sonidos nuevos: es necesario un profundo debate conceptual, la realización de improvisaciones de creciente grado de libertad y su posterior análisis, el trabajo de investigación y estudio personales entre una jornada y otra. Si esto se produce, estimamos que podemos plantearnos como objetivo la realización de alguna muestra de música improvisada al cabo del seminario-taller de 2011.

Este seminario puede resultar útil, no sólo para quienes aspiran a ser improvisadores libres profesionales, sino también para los músicos intérpretes, también para los músicos de jazz, o de otros géneros populares, que quieran ir más allá de las improvisaciones basadas únicamente en la relación escala-acorde.

Contenidos propuestos

  • El arte de la improvisación libre contemporánea en tanto arte en sí y para sí: aspecto conceptual, diferenciación respecto de la composición y la interpretación. Diferenciación respecto de las músicas experimentales y de las músicas aleatorias.
  • Las materias primas del improvisador. Relaciones con las materias primas utilizadas en la composición y en la interpretación.
  • Concepto lidio cromático de organización tonal: improvisación tonal y modal, pantonalismo y panmodalismo.
  • Improvisación basada en el atonalismo libre o pautado (serialismos y otros factores predeterminantes).
  • Sonido y silencio, densidad sonora: gradientes y contrastes.
  • Incorporación de los demás parámetros del sonido a la improvisación (duración, intensidad, timbre).
  • Duración: polimetría y polirrítmia. Músicas sin métrica y/o sin pulso.
  • Intensidad: transientes, cuerpo, decaimiento, envolvente dinámica. Planos estáticos y móviles, fenómenos asociados que constituyen significantes (enmascaramiento y desenmascaramiento).
  • Timbre: politímbrica, modulaciones tímbricas, melodía de timbres. Actualización teórica de la acústica de la guitarra, principio de causalidad aplicado a la ejecución. Espectralidad
  • Altura, nueva alta complejidad: armónicos, parciales, multifónicos, inarmónicos, microtonalismo, interferencias, perturbaciones espectrales.
  • La improvisación colectiva. Improvisación homofónica y polifónica. Contrapunto libre.
  • La improvisación unipersonal homofónica y polifónica. Aplicación de los conceptos anteriores a la improvisación unipersonal. La orquestación aplicada al interior del instrumento. Disociación extrema.
  • Grados de libertad en la improvisación: Free Jazz, improvisación con pautas predeterminadas (formales, temporales, procesales, etc.)
  • Improvisación Libre Contemporánea: prescindencia de la forma y la duración temporal como predeterminantes de la obra. La creación instantánea y espontánea en un sitio específico (captación del espacio: reflexiones cercanas, reverberación, respuesta a frecuencia del medio).
  • Nueva alta complejidad en la ejecución del instrumento. Diferencias entre guitarras de tecnología convencional y contemporánea (tipo Smallman), adecuación conceptual y técnica. La guitarra microtonal y sus peculiaridades.
  • El microfoneo y la amplificación en directo de la guitarra española como necesidad en formaciones camarísticas. Inserción de la guitarra española en grupos de cámara multiinstrumentales.

Metodología

Exposiciones breves, amplio debate, predominancia de la práctica improvisativa unipersonal y colectiva, análisis posterior.

Desarrollo y duración

Sábados de 1, 8, 15, 22 y 29 de octubre; 5, 12 y 19 de noviembre: de 14 a 17 Hs

Concierto de apertura

Sábado 1 de octubre a las 17:30

Dúo Maglia – Larrosa: Improvisación libre contemporánea

Fernando Maglia (Guitarra española convencional)

Alcides Larrosa (Guitarras españolas de ocho cuerdas con y sin trastes)

Lugar

Guitarra a la Carta: Lavalle 391 PB “D”

Costo

El Seminario completo de ocho jornadas $240,00

Alcides en Roma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *