La improvisación libre contemporánea

Seminario | La Improvisación Libre Contemporánea

Un hacer, una praxis, un saber

La improvisación libre contemporánea constituye una actividad de creación espontánea de la obra musical frente al público, en el mismo proceso en que la misma es ejecutada y sin pautas determinantes. Si bien se trata de un hacer artístico, es evidente que, para que dichas improvisaciones no carezcan de fundamento y de la necesaria responsabilidad de parte de el/los creadores, el mismo debe estar profundamente implicado con un saber.

Alcides Larrosa

Pero no olvidemos que estamos considerando una, relativamente, nueva rama, aun dentro de las nuevas músicas, la cual se encuentra en un período de trabajoso desarrollo de su grado de influencia en el público y aún entre los propios músicos. Período en el que también, como producto del hacer, es necesario que se acreciente el saber. Es por ello que caracterizo a la improvisación libre contemporánea como una praxis, tal que en su propio desarrollo debe articular permanentemente el hacer y el saber. Un saber-hacer, para una improvisación auténtica y responsable. Un hacer-saber, para que la música improvisada crezca y se enriquezca permanentemente, y no se convierta en una copia de sí misma.

En la medida en que el arte de la improvisación se desarrolle también teóricamente, podrá convertirse cada vez más de arte en sí en arte para sí, como ya lo decía en mi texto de 2004 para el CD del Dúo Conde Larrosa: “El Ruido en los Ojos”.

Para poder ejercer creativa y responsablemente la libertad que pregonamos, los improvisadores libres debemos permanentemente procurar enriquecer nuestra autonomía creacional, la propia y la de los demás improvisadores de nuestra comunidad.

La creación espontánea no es producto de la simple espontaneidad, sino que hay capacidades que adquirir previamente para poder hacerlo, hay que construir incansable y pacientemente la propia subjetividad y, como parte esencial de la misma, la capacidad de percepción de la subjetividad del Otro, es decir, de quienes comparten en sitio y oportunidad específicas una actividad improvisatoria determinada. La expresión comunitaria y espontánea de la intersubjetividad de los improvisadores -con el necesario respeto y valoración mutua de las respectivas autonomías creativas- es condición necesaria para la creación de improvisaciones realmente libres, realmente contemporáneas.

Sea este sitio un aporte al desarrollo de esta nueva música.